Evita mendigar Amor

29.04.2020

Nuestra necesidad de amor comienza desde que llegamos al mundo, con nuestros padres, abuelos, maestros de escuela, amigos, pareja e incluso con nuestras mascotas, luego esperamos el amor de nuestros nietos, bisnietos hasta que finalmente nos llega el momento de dejar de pertenecer a este mundo terrenal.

Esta búsqueda es constante, el amar y ser amados. Y en esa búsqueda, algunos de nosotros hemos caído en el error de mendigar amor.

Y no estoy diciendo que sea malo pedir amor, el problema se genera cuando ese amor es mendigado y si el otro también anda por la vida mendigando amor, entonces, ¿quién será capaz de dar amor?

Cuando la necesidad de amor se transforma en mendigar, ese amor se transforma en conductas que sofocan al otro, lo hieren, hay frustración mutua, estamos constantemente poniendo pruebas porque no logramos estar seguros que realmente nos aman.

Para amar, hay que aprender a amarse a si mismos, para que al dar amor no se diluya y para lograrlo debemos realizar un trabajo de contemplación, de conciencia y aceptar nuestras heridas para luego poder trabajar en ellas.