Convierte el Rencor en Perdón

06.04.2020

Hola, esta vez quiero compartir contigo un ejercicio que te ayudará a convertir ese rencor que tienes en tu interior hacia una persona y transformarlo en el maravilloso regalo del Perdón. 

Un regalo para ti, que sí funciona si lo haces con compasión, hacia ti , sin juicios, sin reproches "por errores que creíste cometer" y agradecimiento al otro porque fue un maestro que te enseño una lección, que paso por tu vida con un propósito, que fue "ser tu espejo", ya que descubriste en ti , cosas que jamás las habías visto sin ese Maestro.  

Investigaciones Científicas

Se ha demostrado en investigaciones científicas que el perdón tiene repercusiones en tu salud y tu felicidad, así como que te ayuda a mantenerte tranquilo, regular la presión arterial y reducir el dolor y la ansiedad.

De hecho, se demostró que la gente que tenía dolores crónicos de espalda, al meditar y al enfocarse en convertir el rencor en compasión, tenían mejoras notables.

Básicamente, el perdón te ayudará a retomar el poder de dirigir tu vida y tendrás el sentido de responsabilidad hacía ti mismo y tu propia felicidad, eliminando el sentimiento de que alguien más te robo tu tranquilidad o tu felicidad.

EJERCICIO QUE TE AYUDARA A PERDONAR

Este ejercicio te permitirá ser más consciente de lo que sucedió y así de manera más compasiva y abierta te liberarás de esas emociones y sentimientos limitantes.

1. Identifica a la persona

Identifica a la persona con la que estas enojada o que tienes algún tipo de resentimiento. 

2. Acepta tus sentimientos

Honestamente detalla cuáles son tus sentimientos hacia esa persona o situación. 

Ahora siéntate frente a una silla, en la cual imaginaras que está esa persona.

3. Libérate

Empieza a perdonar - Ahora que estás imaginando esa persona frente a ti , piensa en situación que quieres perdonar, háblale, hazle saber todos tus sentimientos, respecto a la situación, pregúntale todo lo que quieras, desahoga todo lo que tengas guardado hace tiempo. Es aquí donde es muy importante ser muy sincero contigo y con la otra persona que estas imaginando que esta escuchándote y viendote en ese momento.

Luego siéntate en la silla de el/ella, y toma su lugar, piensa como esa persona, habla con el/ella, actúa y siéntete en su esencia y energía y comienza a hablarte a ti, que estas sentado al frente y permite que esa persona te exprese que paso, porque, como, etc. 

Luego de escucharlo/la , relájate, respira y vuelve a tu lugar , en donde te re-conectas contigo y mirando al frente le haces saber a la otra persona que lo escuchaste atentamente, En este espacio del ejercicio hay que lograr ser muy comprensivo y compasivo, porque te permitirá entender al otro, entender que lo que paso entre los dos fue una experiencia de la cual ambos aprendieron y que ahora está en ti trascenderla, atravesando el límite que los separa y dando un paso al crecimiento personal y de superación.

El perdón no vendrá la primera vez que haces este ejercicio, pero poco a poco podrás irte liberando de todas las emociones negativas que guardas dentro de ti.

Y el secreto está, en que el cerebro no distingue si esa persona está realmente frente a ti, el cree en si lo está, por lo que este ejercicio te va liberando solo con el poder de la imaginación y su efecto esta científicamente comprobado por la neurociencia.

El perdón es una práctica que tal vez al principio te cueste un poco de trabajo realizar, sobre todo si esos sentimientos de rencor o de dolor son muy recientes. Poco a poco podrás ir abriendo tu corazón y un día despertarás y te darás cuenta que eso que te impedía moverte, que te impedía ser feliz ya no está ahí. 

Te darás cuenta que has superado el reto, y te sentirás más libre y más liviano. 

Todo eso únicamente con dejar ir.

El perdonar no significa que lo que te haya pasado esté bien, o que justifiques lo que la otra persona hizo, simplemente decides que tu ya no cargarás con el sentimiento oscuro que te mantiene estancado.