Los Arquetipos y la cultura organizacional

06.07.2020

Algo que he aprendido y he logrado sostener durante años desde mi rol en la Gestión de Recursos Humanos, es que las organizaciones tienen una energía y una personalidad que las caracteriza. Esto, desde que pones por primera vez los pies en la puerta de entrada. Y que además, esta compuesta por personas con diferentes capacidades intelectuales y emocionales que idealmente deben alinearse a la personalidad de la organización.

Es importante comprender que las empresas son un mundo en sí mismo y como tal se caracterizan por la diversidad. Los arquetipos son formas de comprender las relaciones que se dan entre los colaboradores y lograr identificar qué se quiere potenciar y qué se quiere minimizar. 

Cada Directivo, Líder e integrante de un equipo tiene una personalidad /arquetipo más dominante, y además hay que tener en cuenta que en cada empresa tiene diferentes áreas, las cuales varían en tareas y personalidad; por lo que incluso se podría analizar cada departamento desde un arquetipo.

Es indispensable conocer cuál es la visión compartida de la organización, el propósito y el sentido del trabajo. Cómo es el trabajo en equipo y cómo se hacen las tareas; para de ahí definir un arquetipo de empresa, pues los arquetipos de Jung son una guía, pero la misma organización puede crear un arquetipo propio según su plan estratégico, cultura , misión , visión y valores.

Entre los arquetipos Menores podemos encontrar El Sabio Rey, El Guerrero, El Mago, El Amante, y dentro de los cuales se gravita a lo largo del tiempo, por lo cual se hace necesario comprender las potencialidades de cada uno de ellos y reconocerlos en ti para trabajar en la integración y equilibrio a nivel personal y organizacional.

El Sabio Rey es el estudioso, reflexivo, metódico, estructurado, poco expresivo, trabaja solo, motiva por lógica y preciso entre otras características.

El Guerrero, es el orientado a los resultados, con poder de mando, ejerce control que aveces es demasiado, aparenta ser abrupto e impulsivo.

El Amante, es el fiel a los compromisos, trabaja en grupo, motivado por la amistad, sencillo, difícil de negarse, servicial y empático.

Y el Mago, el que actúa rápido sin medir consecuencias, aventurero , soñador, le gusta brillar, entusiasta, aparenta desorden y es espontáneo.

Es interesante el abordaje de la cultura organizacional y la información que nos proporciona el conocimiento de los arquetipos.

Toda esta información se aborda en las sesiones individuales y grupales del Coaching Ejecutivo, lo cual es una herramienta clave para el mejoramiento de las relaciones interpersonales, la comunicación, mejoramiento del liderazgo y relacionamiento de las inter-áreas.


Espero les haya sido útil esta pequeña pincelada.


Un abrazo

Mt Coach